0
Su carrito está vacio

Hornos de Vapor, una gran idea para calentar tus platos

Hay muchas situaciones en las que necesitarás calentar tus platos de comida en el día a día. Lo que más coloquialmente decimos “recalentar” la comida. Es algo muy común si utilizas técnicas como Batch Cooking o simplemente tienes sobras del día anterior.

Es muy importante reducir el desperdicio alimentario y para ello planificar y aprovechar es la clave. Con toda esta información, vamos a la clave de este post, ¿cómo calentar la comida para que la disfrutes como si estuviera recién hecha?

Calienta tus Platos con la Función Regenerar

Recalentar un plato es importante hacerlo bien para disfrutar de una comida como si estuviera recién hecha. Te damos un pequeño consejo, tanto si lo haces en el horno como en el microondas, coloca un vaso de agua en el centro.

De esta forma se consigue que los alimentos no sufran por ese proceso de recalentado y se genera cierta cantidad de vapor que permite un mejor resultado en la textura de la comida.

Dicho esto … ¿no sería mejor utilizar un horno de vapor? Los hornos Neff vienen con la función “regenerar” incorporada que, en resumen, es la función para calentar la comida con ese toque de vapor que decíamos.

Como resultado tendrás un plato jugoso, muy bien conservado y el sabor prácticamente intacto. En definitiva, es uno de los mejores métodos para comer comida del día anterior. Es perfecto para todo tipo de comida y elaboraciones: verduras, carnes, pescados …

Otras Opciones para Calentar la Comida

Como comentábamos al principio de este post, calentar la comida en el microondas es un clásico. Por su rapidez suele ser el método preferido por muchos.

Efectivamente es bastante fácil y rápido usar este electrodoméstico, pero es importante tener en cuenta que no calienta de forma uniforme, precisamente por ser tan rápido. Por eso si vas a usar esta opción, te recomendamos remover la comida o calentarla en varias tandas si es mucha cantidad.

Otra opción es calentar en la sartén u olla, según el tipo de comida que sea. Eso sí, si eliges este método hay que asumir que la comida no quedará como recién hecha y que deberás usar algún componente líquido como aceite para que no quede muy seco.

Calienta a fuego lento, no olvides que no tienes que volver a cocinar y por tanto no necesitas altas temperaturas.

Prev Lavavajillas Integrables Neff con Diseño Renovado
Next Claves para la Iluminación de la Cocina

Los comentarios están cerrados.

es_ESEspañol
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.Ver Política de cookies
Privacidad